Así lo establecía un formulario expedido por alcalde Gerson Enrique Gaviria Cuestas, de acuerdo con un comunicado de la Procuraduría.

El documento, indicó el ente de control, se denominaba ‘Para el ciudadano infractor’ y señalaba que “los habitantes que violen la cuarentena renuncian a recibir atención médica en caso de resultar contagiados por el virus y autorizan la aplicación de la eutanasia en el evento de ser un paciente terminal“.

Eso habría violado “el derecho fundamental a la salud de los ciudadanos del municipio”, y por tal motivo, el alcalde fue citado a un juicio disciplinario, este jueves.

“Para el Ministerio Público, Gaviria Cuestas aparentemente incurrió en un abuso en el ejercicio del cargo, al utilizar su investidura para adoptar medidas que afectan el goce efectivo del derecho fundamental a la salud de los habitantes de El Doncello”, se lee en el comunicado.

La Procuraduría calificó la “presunta conducta como una falta grave cometida a título de culpa gravísima” por “utilizar su investidura para adoptar medidas que afectan el goce efectivo del derecho fundamental a la salud” de los habitantes del municipio.

El proceso contra el mandatario local se inició luego de que, según Semana, los ciudadanos se quejaran de la controversial medida.