Las congresistas comenzaron la charla, que duró cerca de una hora, reconociendo que no compartían muchas ideas, pero que entre ellas existía un respeto y “aprecio” mutuo.

Posteriormente, el diálogo giró entorno a la crisis mundial por el coronavirus, la cuarentena y cómo esta emergencia ha afectado a muchas personas, en especial, a mujeres que son víctimas de violencia intrafamiliar.

Justo cuando tocaban ese último tema, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López (esposa de Lozano), llegó a su casa, saludó amigablemente a Valencia y dio sus impresiones sobre el tema, con las que concordaron las congresistas.

Después, López se retiró de la charla, no sin antes felicitar a Valencia por su proyecto virtual, y haciendo énfasis en que hay desacuerdos con el Gobierno, como es normal, pero que son cosas de oficio, pues al final trabajan juntos.

La charla entre Lozano y Valencia siguió en un tono amable, muy diferente al que se les escuchó alguna vez en el Congreso, e incluso hubo risas y temas personales.

La buena onda entre las congresistas de oposición causó buenas impresiones entre los internautas que siguieron la charla, pues resaltaron que, a pesar de muchas diferencias, con el diálogo se pueden poner de acuerdo las personas, o simplemente controvertir de manera respetuosa y tranquila.

Al término del espacio virtual, Valencia escribió en Twitter que en Lozano reconocía “muchas cosas buenas, aunque no esté de acuerdo con ella en casi nada”, y hasta la defendió de ataques de internautas:

“Siento mucho que a Angélica Lozano le cobren por hablar con la media Colombia que a los de izquierda les está sobrando. Eso me hace preguntarme si un día llegara a ganar la izquierda ¿que nos van a hacer a los uribistas? Seguiré defendiendo una Colombia donde quepamos todos”, señaló la congresista.