Concejales y habitantes del lugar denunciaron que Manosalva violó el toque de queda que él mismo decretó para irse a jugar un partido de fútbol con sus amigos y funcionarios de la Alcaldía en una finca; sin embargo, lo que más les llamó la atención fue que el cotejo acabó en una fiesta con trago, música y hasta cuentachistes, informó Noticias Caracol.

“Él mismo dicta el decreto de toque de queda y hasta la presente es un mal ejemplo que ha dado a la ciudad de Aguachica”, dijo al noticiero José Quintero, habitante del municipio.

Los aguachiquences calificaron la actuación de su alcalde como una falta de respeto y un mal ejemplo por parte de las autoridades en medio de la emergencia que enfrenta el país por la pandemia del coronavirus, ya que no respetaron los protocolos de bioseguidad. “Hizo mal, que recapacite y no lo vuelva a hacer”.

Tras las denuncias de la comunidad, el alcalde se defendió, según el medio, diciendo que solo fue un invitado al evento; además, se declaró perseguido político. “El campesino nos invitó y ese 4 de julio hicimos presencia porque las necesidades son grandes”.

El mandatario fue enfático en el informativo en que como autoridad tiene las excepciones para salir a cumplir con sus compromisos y que no puede quedarse en su casa encerrado “sabiendo que hay tantas necesidades”.