Habitantes de Medellín denunciaron a través de redes sociales las aglomeraciones que se dieron en el metro de esa ciudad, un par de horas antes de que se iniciara el toque de queda nocturno.

La capital Antioqueña es una de las partes de Colombia en la que hay restricción a la movilidad entre 6:00 p.m. y 5:00 a.m., debido a la crisis hospitalaria que presenta por la alta ocupación en sus unidades de cuidados intensivos. Hasta este fin de semana, esa ciudad tenía pacientes en el 97 % de sus camas UCI COVID.

Más allá de que se hubieran decretado las medidas restrictivas por dos semanas, las obligaciones laborales para miles de empleados no se detuvieron. Es por eso que muchos de ellos salieron de sus trabajos con la preocupación de alcanzar a llegar a tiempo a sus hogares para no ser multados por el toque de queda, y también por un posible contagio en el transporte público, ante las aglomeraciones que se dieron.

En Twitter se conocieron algunas imágenes que dieron cuenta de la situación. Un video registrado por un conductor que se movilizaba por el sector de El Poblado puso en evidencia que había una fila de varias cuadras para ingresar a la estación del metro. La misma situación se presentó en la pasada Semana Santa, cuando se viralizaron fotos de lo llenos que estaban los vagones del metro de la capital antioqueña y algunas tensiones que se estaban generando entre los pasajeros.

Lo paradójico es que este panorama llega en el peor momento posible para Medellín, que es junto a Barranquilla la ciudad en la que el tercer pico de la pandemia está avanzando con más vehemencia. Por ejemplo, este lunes, Antioquia tuvo 2.479 nuevos infectados con COVID-19, más del doble que Bogotá.

A continuación, algunas imágenes que se conocieron en las últimas horas sobre las aglomeraciones que se dieron en el transporte público de Medellín: