La mujer fue reportada como desaparecida desde el pasado jueves Santo, cuando una foto de su rostro comenzó a circular en redes sociales.

La búsqueda no dio resultados positivos y fue el alcalde de Montería, Carlos Ordosgoitia, el que confirmó la triste noticia el sábado sobre las nueve de la noche: Adriana había sido encontrada sin vida.

El mandatario local dijo, en Twitter, que un grupo de agentes del Gaula de la Policía había asumido el caso de esta desaparición, y que ahora “se abrió una investigación para esclarecer” qué ocurrió y cuál fue la causa de muerte de esta mujer.

La Secretaría del Interior de Córdoba también se sumó al rechazo por esta muerte, y se refirió de entrada, en un trino, a un posible “acto de violencia en contra de la mujer”.

Aunque los hechos que rodean este caso están en investigación se supo, por medio de El Heraldo, que el jueves Santo Chevel Herrera fue hasta la casa de su pareja sentimental, “donde estuvieron departiendo por espacio de varias horas”.

El medio aseguró, citando versiones de familiares de la mujer, que ella vivía con sus padres en el barrio Mogambo, sur de Montería, y que ese día dijo que iba para la casa del novio, ubicada sobre la margen izquierda del río Sinú, en el barrio República de Panamá.

Pero cuando las autoridades entrevistaron al novio de la mujer, de acuerdo con el diario, su respuesta fue que no sabía qué había pasado con ella ya que, supuestamente, se fue del lugar sin avisar.

No obstante, el medio dijo que personas que habitan en el sector aseguraron haber “escuchado una fuerte discusión al interior de la vivienda”.

La muerte de esta mujer, que era madre soltera y tenía un hijo de seis años, causó profunda tristeza en el departamento ya que allegados y autoridades esperaban encontrarla con vida.