La celebración pareció ser todo un acontecimiento después de la milagrosa recuperación de la hermana menor de la festejada, que necesitó un trasplante de hígado porque le diagnosticaron atresia de vías biliares.

El denunciante, identificado en Twitter como Nicanor Restrepo, aseguró que fueron más de 100 los invitados a la reunión, de acuerdo con lo que vio en un video captado desde un edificio vecino a la vivienda de Quintero.

Aunque en el video no se alcanza a distinguir un número concreto de personas, sí se ve una cantidad suficiente como para advertir que es una de las aglomeraciones que se desaconsejan y se prohíben en tiempos de pandemia.

Quintero, que padeció de COVID-19, no había respondido a las denuncias hasta la medianoche del martes.