El joven empezó a tener fiebre, pero ocultó ese primer síntoma para no dar explicaciones; tiempo después perdió el olfato y fue cuando alertó a sus padres de que posiblemente estaba contagiado de coronavirus, contó el alcalde Cali, Jorge Iván Ospina, en una declaración transmitida por Noticias RCN.

Infortunadamente, el tiempo que el adolescente guardó silencio fue suficiente para que los abuelos de él, que hacen parte de la población vulnerable, contrajeran el coronavirus.

“El jovencito infectó a su abuela de 83 años y a su abuelo de 75; ellos, hoy, están en una unidad de cuidados intensivos”, aseguró Ospina.

Por el sentimiento de culpa, aseguró Blu Radio, el menor intentó suicidarse, pero, al parecer, lo lograron salvar. 

“Una tragedia por una irresponsabilidad de algunos adolescentes y jóvenes que van a fiestas privadas, que se relajan en las normas de bioseguridad y que llevan al virus al seno del hogar, infectando al ser más querido”, reprochó el alcalde de Cali.

Al igual que Bogotá, la capital del Valle está en alerta por la ocupación de camas UCI.

Por lo mismo, el mandatario de la ciudad ha decretado toque de queda total, durante el puente de Reyes.