Del asesinato de las cinco personas se empezó a hablar desde el sábado en la noche, cuando una mujer reportó el hecho en la estación de San Marcos, Sucre, añadió la emisora.

Sin embargo, el Ejército Nacional confirmó la noticia solo hasta este domingo, por medio de trinos del mayor general Juan Carlos Ramírez, comandante de la Séptima División.

El oficial aseguró que “los hechos violentos [fueron] en límites entre Sucre y Córdoba”, por lo que enviaron a la zona a integrantes del Ejército, la Fiscalía y la Fuerza Aérea.

“Se encuentran en el área, donde se adelantan los actos urgentes por parte de las autoridades judiciales; las tropas aseguran el sitio”, escribió el comandante en una de sus publicaciones de este 25 de octubre.

El mayor general, además, dijo en otro trino que “un equipo especializado” se unirá a las investigaciones para poder dar con el paradero de los responsables de la nueva masacre en Colombia.

“La Fuerza Pública adelanta operaciones militares y policiales, coordinadas y conjuntas, con el fin de proteger a la población de la región”; puntualizó Ramírez, como se puede ver a continuación, que aparecen sus ‘post’ de Twitter:

¿Líder indígena, entre víctimas de masacre en límites de Sucre y Córdoba?

Aunque las autoridades no han confirmado las identidades de los cuerpos que hallaron en la finca Caracoles, El Heraldo publicó que una de las víctimas sería un líder indígena

El medio también aseguró que otras de las personas asesinadas, al parecer, era un abogado.

Entre las víctimas mortales se encuentra un abogado que defendía los intereses de los campesinos objeto del ataque fatal  y un líder indígena de la comunidad Viloria, escribió el periódico, citando al Colectivo de Justicia & Derechos.