El movimiento telúrico, que se produjo a las 12:57 p.m. (hora local) en el mar, unos 70 km al oeste de la localidad de Constitución (360 km al sur de Santiago), fue situado en 6,8 de magnitud por el Instituto de Estudios Geológicos de Estados Unidos (USGS) y en 6,6 por el Centro Sismológico Nacional (CSN) de Chile.

El seísmo se sintió con fuerza principalmente en las regiones del Maule y Biobío (sur). Muchos chilenos salieron a las calles para acudir a zonas altas ante un eventual tsunami, sin embargo, otros, como se ve en un video altamente compartido en redes, sorprendieron por su extrema calma al no inmutarse mientras estaban en una sala de espera del aeropuerto internacional de Santiago.

En supermercados y centros comerciales cayeron varios productos de los anaqueles, según imágenes difundidas por canales locales de televisión.

Dos horas después del terremoto, el CSN informó que se registraron una decena de réplicas de menor intensidad frente a las costas de Constitución, la mayor de ellas de magnitud 4,3. Ninguna provocó mayores emergencias.