Thaís Campo, madre de la víctima, contó al canal C5N que el pasado sábado 23 de enero su hija asistió a una entrevista laboral y ese mismo día comenzó a trabajar en un local que vende indumentaria médica, ubicado en el barrio Balvanera.

Campo narró que el hombre que estaba ofreciendo la vacante invitó a cenar a su hija el viernes para “hablar sobre el trabajo”, pero ella le dijo que no y se presentó el sábado, día en el que ocurrió la agresión sexual.

Además de su relato, la madre de la víctima mostró al canal argentino capturas de pantalla de la conversación entre el agresor y la joven. En estos queda evidenciado que el sujeto estaba interesado en si la venezolana tenía novio: “Tan linda y sin novio, le escribió.

Venezolana fue drogada y abusada por su jefe en su primer día de trabajo
Venezolana fue drogada y abusada por su jefe en su primer día de trabajo

Sabiendo los comentarios que le había hecho el hombre, Thaís Campo le pidió a su hija que cuando llegara al local, le mandara una foto del lugar y le confirmara la dirección, según dijo a C5N.

La venezolana víctima del abuso cuenta que durante todo el día, su jefe le insistió en que si quería tomar jugo o gaseosa. Al principio no quería, pero sobre el mediodía, después de unas horas de trabajo, aceptó un vaso de agua.

Segundos después de tomar del vaso, comenzó a sentirse mareada, por lo que se alertó y envió mensajes a través de WhatsApp a su mamá y a su hermana.

“Creo que el dueño de donde trabajo me drogó porque me siento mareada”, escribió como pudo la joven.

Tras recibir el mensaje, sus familiares llamaron de inmediato a la policía. Cuando las autoridades llegaron, encontraron a la joven venezolana tirada, sin conocimiento, en una escalera en el fondo de la tienda con el torso desnudo, detalla C5N.

Su madre, que llegó al mismo tiempo que la policía, logró grabar en el estado en el que estaba. No se podía sostener y fue alzada por varios uniformados.

El agresor fue capturado e imputado por el delito de abuso sexual simple, sin embargo fue dejado en libertad mientras se investiga y llega el juicio porque no tiene antecedentes penales.

“Mi hija está muy mal porque le dieron la libertad al hombre. Ella está ahora con asistencia psicológica…. Es un violador que no debería estar suelto, sino estar preso esperando el juicio. La justicia nos dijo que está libre porque no tiene antecedentes”, finalizó Thaís Campo en el canal argentino.

Venezolana fue drogada y abusada por su jefe en su primer día de trabajo