De acuerdo con el diario Daily Mail, un tribunal Westminster, Inglaterra, decidió que Dean Dyer, de 39 años, deberá avisar a la policía, 24 horas antes, que va a tener sexo. Igualmente, deberá comunicárselo a la mujer.

Esto debido a que la justicia escuchó la denuncia de 7 mujeres, incluida una menor de 14 años, que aseguraban que el sujeto, de alguna manera, las abusó sexualmente, explica el mismo medio.

Sin embargo, al no tener contundentes pruebas en contra de Dyer, la decisión salomónica de las autoridades inglesas fue obligarlo a avisar si va a tener alguna relación sexual y así tener contados sus encuentros, indica el rotativo británico.

Además, el hombre, un trabajador de construcción en Londres, solo puede hablar con mujeres que no son “evitables en el curso de la vida diaria”, como conductoras de autobús y mujeres policía, agregó Daily Mail.

La orden de restricción sexual, emitida a una persona no condenada, fue aplicada porque el juez Michael Snow lo considera un peligro para las mujeres, luego de ser señalado de manosear, amenazar o violar a varias denunciantes entre 2012 y 2020, informa el rotativo inglés.

Snow enumeró las acusaciones en contra del trabajador de construcción. La primera ocurrió en junio de 2005. Una mujer lo denunció por violarla en su casa.

Luego, en el 2011 le pidió el número de celular a una menor de 14 años y le envió un mensaje sexualizado. Para 2012 amenazó con violar a una mujer que tocó después de conocerla en un bar, mientras que en octubre de 2016 fue acusado de apretar las nalgas de una de las denunciantes.

Por último, en marzo de 2017, asegura otra mujer, el hombre intentó violarla en su casa, a la que llegó para comprar drogas y en el 2020 intentó violar a otra denunciante, pero no pudo porque no tuvo una erección, detalla el mismo medio.

Si Dean Dyer incumple esta medida, podría ser condenado mínimo a 5 años de prisión, finaliza Daily Mail.