El pasado miércoles 20 de diciembre, Bolu, de 27 años, publicó una foto en su cuenta de Instagram donde informó que es homosexual.

“Sí, soy gay”, fue lo único que atinó a escribir el joven, quien pasó sin camisa y con una pequeña pantaloneta con los colores que identifican la bandera LGBT, la cual también alza con orgullo.

Aunque pareciera un anuncio normal de un joven que decide contarle al mundo que es homosexual, el caso tomó fuerza porque su padre, Doyin Okupe, líder del Partido Democrático Popular, es reconocido por sus comentarios homofóbicos, explica la BBC.

Doyin Okupe reaccionó en su cuenta de Twitter a la noticia: “Me ha llamado la atención una publicación de mi hijo en la que declara públicamente que es gay”.

“He sido consciente de su nueva orientación desde hace un tiempo… Él sabe que como cristiano y testigo de Cristo me opongo con vehemencia a la homosexualidad, ya que es contraria a los preceptos declarados de mi fe cristiana”, agregó el político nigeriano.

Doyin, además, compartió mensajes en los que varios de sus seguidores hablaban de la homosexualidad de su hijo. Por ejemplo, retuiteó uno que dice: “Eres demasiado bueno para ser gay. Acepta a Cristo. Ser gay no es una respuesta”.

A pesar de estar en contra de la homosexualidad, el político respondió a un comentario en donde criticaban a su hijo y hasta la amenazaban de muerte.

“¿Tu religión te ha convertido en un imbécil psicótico que realmente cree que está bien matar gente?”, zanjó, citado por BBC.