La policía dijo que el abuso comenzó con tocamientos por parte de la mujer, que aprovechó su condición de cuidadora, y luego con contacto genital, que le habrían ocasionado al menor una enfermedad de transmisión sexual, según denunciaron los padres del adolescente, asegura La FM.

De hecho, el abuso se conoció porque el niño comenzó a experimentar piquiña en sus partes íntimas, les contó a sus padres y cuando lo llevaron al médico se descubrió que era una enfermedad de transmisión sexual.

Fue en ese momento cuando el menor les narró a sus padres sobre los tocamientos y el abuso sexual del que fue víctima.

La emisora cita al coronel Jorge Miguel Cabra Díaz, comandante de la Policía de Antioquia, cuando señaló: “El menor es llevado de manera prioritaria a un centro asistencial en donde se le dictaminó que tenía una enfermedad de transmisión sexual, al parecer, producto de los vejámenes realizados por esta mujer”.

El niño quedó a disposición del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), que le está suministrando tratamiento y acompañamiento psicológico, dijo el funcionario.

La mujer sindicada de abuso sexual quedó a disposición de la Fiscalía y deberá responder por el delito de acceso carnal abusivo agravado con menor de 14 años, informa RCN Radio.