La medida, que se extiende durante lo que queda de campaña electoral hasta el día de las elecciones en ese país, implica que todos los usuarios estadounidenses de Twitter tienen un paso más antes de hacer el famoso ‘RT’. Esto como medida que obligue a reflexionar sobre lo que se está compartiendo y añadir una perspectiva personal sobre el asunto.

Una vez se pulsa el botón de ‘Retuit’ ahora se despliega la ventana “retuitear con comentario”, aunque si se deja ese espacio en blanco también se puede replicar normalmente sin comentar, como sucede por defecto en casi todo el resto del mundo.

Al forzar un paso adicional al ‘retuitear’, la red social espera que los usuarios piensen dos veces sobre lo que están promoviendo y se contenga de alguna manera la propagación de información no contrastada u opiniones irrespetuosas.

Además de este cambio, que Pulzo pudo constatar que también lo experimentan algunos usuarios en Colombia y otras partes del mundo, Twitter también limitará recomendaciones de contenido “me gusta” o “seguido por” provenientes de usuarios a los que no se sigue y se limitará la lista de tendencias de la red social a temas que incluyan contexto.

Estos cambios fueron anunciados a comienzos de este mes y se suman a medidas para contener grupos que divulgan teorías conspirativas como QAnon, que cree que el presidente Donald Trump es víctima de un grupo de miembros de la élite que abusan y beben sangre de niños.

Además, Twitter ha añadido etiquetas para añadir contexto sobre posible contenido que promueve desinformación o que hace afirmaciones que incumplen los términos de uso de la red social, algo que ha llegado a hacer con tuits publicados por Trump.

Algunos movimientos conservadores se han mostrado muy críticos con Twitter por lo que consideran un intento de coartar su libertad de expresión, mientras que Trump ha amenazado con reexaminar las leyes que eximen a redes sociales como Twitter de responsabilidad por lo que se comparte en sus plataformas.