Qanon asegura que esas fuerzas están involucradas en redes internacionales de pedofilia y satanismo que buscan establecer un “nuevo orden mundial”, informa AFP. Para Qanon, únicamente el presidente Donald Trump —que nunca ha renegado abiertamente sobre este grupo— podría hacer caer a quienes están detrás de todo esto.

Qanon (o solo Q) ha ido expandiendo sus ideas a Europa y América Latina a través de redes sociales, principalmente por Facebook, que —en agosto pasado— anunció el cierre “de más de 790 grupos, 100 páginas y 1.500 anuncios vinculados a la teoría conspirativa”, recoge BBC.

Teorías y creencias conspirativas de Qanon

Qanon cree que “existe un estado profundo, un estado dentro de otro estado, donde un grupo de poderosos tratan de retener sus privilegios mediante la corrupción“, indica RTVE.

El medio agrega que este supuesto grupo está conformado por “élites de la inteligencia, la política y la economía”, como Bill Gates, las familias Clinton y Obama, así como los grandes medios de comunicación.

Entre las creencias de Qanon también está que hay “una red satánica, pedófila y caníbal” en ese “estado profundo”, y que Trump está peleando por derrumbar esas fuerzas oscuras, lo que finalmente llevará al “despertar”.

Ese despertar “es saber cómo funciona realmente el mundo, quién lo hace funcionar y de qué manera. Y en ese despertar entendés que muchas cosas que nos han inculcado no son la verdad”, le contó Javier Babino, un argentino que hace parte de Qanon, a BBC.

Qanon en América Latina y Colombia

Un artículo citado por BBC evidencia que Qanon ya se encuentra en América Latina: desde hace un tiempo existen varios grupos en Facebook de Argentina, Costa Rica, Panamá, México, Guatemala y Colombia (entre otros países) que promueven las creencias de ese movimiento.

De Colombia en específico hay un grupo que actualmente tiene casi 2.000 miembros. Aunque este se creó a mediados de junio pasado, la cadena de noticias informa que había otro que operaba desde el 9 de noviembre de 2019. Allí había unos 1700 ‘anons’, como se hacen llamar aquellos que pertenecen a Qanon.

Qanon en Europa

Según RTVE, los ‘anons’ aparecieron en este continente a finales del año pasado y principios de 2020, “pero su popularidad ‘estalló’ con la pandemia de COVID-19 y el confinamiento”.

La cadena añade que la teoría conspirativa de Qanon “se adapta a los contextos políticos locales”, de ahí que, por ejemplo, la canciller alemana Angela Merkel sea presentada como una de los peones del “Estado profundo”.

Qanon y coronavirus

El coronavirus sirvió de “catalizador” para que Qanon se expandiera por Europa, señala un informe de NewsGuard—un proyecto para el seguimiento de la desinformación—, cita AFP.

“El período de incertidumbre y el contexto ansiógeno son un terreno fértil”, añadió una fuente del gobierno francés.

Además, de acuerdo con RTVE, Qanon “está entroncando internacionalmente con la corriente negacionista, que rechaza la existencia misma de la pandemia“.

En el siguiente informe de CNN puede ver a miembros de Qanon afirmando que “Trump es un ángel”, mientras que el presidente estadounidense asegura que no conoce muy bien a este movimiento de conspiración, aun cuando retuitea su contenido: