De acuerdo con el diario local Tuoitre News, en ese lugar se lavaban los preservativos para luego volver a introducirlos en el mercado.

La policía de Tan Uyen capturó a Pham Thi Thanh Ngoc, dueño de la fábrica y quien aseguró que un desconocido le enviaba aproximadamente 1.000 condones una vez al mes, detalla el mismo medio.

Ngoc reveló en el interrogatorio que, junto a un grupo de personas que contrató, se encargaba de limpiar, secar y clasificar los condones antes de venderlos. Incluso, detalló que para arreglarlos, utilizaban consoladores de madera, antes de empacarlos, detalla el rotativo vietnamita.

Los condones se clasifican como artículos médicos, por lo que analizaremos las diversas leyes que el propietario ha violado”, expresó un funcionario del gobierno a Tuoitre News, luego de mostrar su preocupación por las posibles enfermedades e infecciones sexuales que pudo haber causado esta reprochable y asquerosa práctica.

Tran Van Tung, director de Gestión del Mercado Provincial, señaló que los condones fueron incautados como prueba y los desecharán después de que se completen las investigaciones, ya que los consideran desechos peligrosos, finaliza ese medio.

A continuación, un video del momento en que incautaron los condones usados de la fábrica en Vietnam: