Esta es la sexta serie de disparos por parte de Corea del Norte en lo que va de agosto. Así lo anunció el estado mayor conjunto de las fuerzas armadas surcoreanas:

“El ejército está supervisando la situación en caso de disparos adicionales”.

El líder norcoreano Kim Jong Un ha afirmado que se trata de una “solemne advertencia” a las maniobras militares conjuntas de Estados Unidos y Corea del Sur que comenzaron a principios de mes.

Corea del Norte considera que estas maniobras son una preparación para una eventual invasión de su territorio.

La comisión para la reunificación pacífica del país, una institución del poder norcoreano, anunció este viernes en un comunicado que rechazaba las declaraciones hechas el jueves por el presidente surcoreano Moon Jae-In.

En un discurso pronunciado en ocasión del aniversario de la liberación de Corea de la ocupación japonesa (1910-1945), Moon declaró que su objetivo era “alcanzar la paz y unificación antes de 2045”, a pesar de que el mandato presidencial único al que fue elegido termina en 2022.

El comunicado norcoreano acusa a Seúl de ser responsable del congelamiento actual de las discusiones intercorenas y de la no aplicación de la “declaración histórica de Panmunjom”.

Esta declaración fue adoptada durante una reunión sorpresiva de Kim con el presidente estadounidense Donald Trump en Panmunjom, en la Zona Desmilitarizada (DMZ) que separa a las dos Coreas.

Los dos hombres decidieron entonces la reanudación de las discusiones sobre el arsenal nuclear norcoreano, pero hasta el momento ese anuncio no se concretó.