Las autoridades mexicanas indicaron que las hermanas de Nataly, Marina y Verónica, estarían involucradas en su homicidio, e incluso una de ellas, Marina, ya fue recluida en un centro penitenciario mientras finalizan con la investigación, publica el diario Excelsior.

El juez que lleva el caso dio un tiempo límite de 6 meses para que finalicen todas las pesquisas, indica el mismo medio.

Según el relato del rotativo mexicano, las hermanas de Nataly fueron a su casa dos días antes del asesinato para disculparse por un mal comportamiento que habían tenido con ella. Sin embargo, no hubo arreglo y después, las mujeres, con ayuda del novio de una de ellas, presuntamente la drogaron y la golpearon con un mazo hasta romperle el cráneo y los huesos.

Además, la necropsia arrojó que la joven fue acuchillada y presentaba signos de abuso sexual. El periódico El Universal, por su parte, informa que los homicidas envolvieron el cadáver en bolsas de basura y lo dejaron frente a su vivienda ubicada en el barrio Del Pueblo, no sin antes enviar el video del crimen a varios familiares por WhatsApp, de acuerdo con la acusación de la policía.

Los vecinos de Nataly  la describieron como una mujer noble y amable, mientras que sus hermanas tenían fama de ser agresivas. Incluso, denunciaron que estas ya la habían amenazado de muerte, finaliza Excelsior.