De acuerdo con el medio local Página 7, el educador alcanzó a tener una hija con la joven de 19 años.   

“Al salir de la audiencia, (el imputado) agarra al bebé, se despide y luego corre bajando las gradas y se lanza por la ventana; todos quedamos en shock”, comentó el abogado de la víctima, Juan Carlos Escalante, al mismo medio. 

El medio boliviano informó que el acusado pidió perdón a la joven, admitió su culpa, y solicitó al juez que le dieran detención domiciliaria para evitar la cárcel.  

El abuso a la estudiante empezó en julio de 2017, cuando ella visitó la ciudad de La Paz para participar de los Juegos Deportivos Estudiantiles Plurinacionales, agregó el mismo medio. 

El profesor secuestró a la joven embarazada cuando tenía 17 años y la encerró en una habitación en El Alto, ciudad vecina de La Paz. 

Según el portal, el agresor la amenazaba, la golpeaba y no permitía que se comunicara con su familia. 

Sin embargo, el pasado domingo la joven logró escapar de su cautiverio, pidió ayuda a sus hermanos y denunció el caso.