De acuerdo con la entidad acusadora, el padre Thomas Kottoor y la monja Sephy asesinaron brutalmente hace 28 años a la hermana Abhaya, quien descubrió que tenían un romance prohibido, informó The Indian Express.

El impreso, adicionalmente, recordó que la religiosa de 19 años –que era miembro de la Congregación de San José– fue encontrada muerta en el pozo del Convento Pío X de Kottayam en marzo de 1992.

Aunque en un principio se pensó que se trataba de un suicidio, la CBI reabrió el caso debido a las inconciencias en los informes de la policía local y determinó que la joven monja fue asesinada a sangre fría, agregó este mismo medio.

“El hallazgo fue que Abhaya había ido a la cocina del convento a buscar agua y por casualidad vio al padre Kottoor y a la hermana Sephy en una posición comprometida. Temiendo por su reputación, Sephy golpeó a Abhaya con un hacha y la arrojó al pozo con la ayuda del sacerdote”, afirmaron los investigadores.

Después de casi 30 años, la Oficina Central de Investigaciones de India declaró culpables al sacerdote y a la monja por homicidio agravado. Asimismo, la corte los sentencio este miércoles a cadena perpetua, indicó el rotativo.

Kottoor, que también fue multado económicamente por ocultamiento de pruebas, manifestó luego del juicio ante los medios que era inocente y que su conciencia está tranquila porque Dios estaba con él.

Condenan a sacerdote y monja por matar a religiosa que descubrió su ilícita relación de amor