En entrevista con el diario The Boston Globe, Dave contó que Jordan, ahora, pasa hasta 14 horas diarias “entrenando” frente a su computadora, en vez de ir a estudiar en el colegio, como lo hacía hasta hace poco.

Jordan Herzog es conocido en el mundo del Fortnite como ‘CRIMZ’ y ya ha ganado premios que suman alrededor de 60 mil dólares (unos 190 millones de pesos colombianos), informa el mismo medio.

Fortnite se convirtió hace un par de años en un fenómeno mundial entre los fanáticos de los videojuegos. Incluso, ya es considerado un deporte electrónico (como el Fifa) o e-sport que genera millones de dólares en ganancias para los mejores en sus campeonatos oficiales, recuerda el rotativo estadounidense.

Solo quiero ganar lo suficiente como para no trabajar la mayor parte de mi vida”, dijo el adolescente al Boston Globe luego de que su padre mostrara las pantallas, teclados y ordenadores que ha comprado con el objetivo de darle a su hijo las mejores herramientas para que logre sus “metas profesionales”.

Incluso, Dave detalló que ha gastado o invertido unos 30 mil dólares en estos productos. Hoy se ve poco luego de las ganancias que ha generado su hijo de 16 años.

Jordan estuvo en las finales de modalidad parejas junto a su compañero ‘Spadess’ y, además, firmó un jugoso contrato con el equipo profesional de Fortnite, indica ese diario.

El padre cree que su hijo en un plazo no muy lejano conseguirá fama, prestigio y ganancias que, según cree, podrían algún día llegar a los millones. Algo que le sería casi imposible si siguiera estudiando en el colegio. “Lo he estado criando para esto“, dijo al Boston Globe.