La alcaldesa Claudia López ha señalado que, progresivamente, los niños y jóvenes regresarán a las instituciones educativas. Claro está que es un avance y, tal vez, un alivio anímico para muchos alumnos que han tenido que desarrollar sus actividades diarias de forma virtual.

Sin embargo, la crisis sanitaria aún no ha acabado y, por ello, existe un gran temor sobre si es conveniente esta decisión. Casos como el de un colegio en el Atlántico, que entró en cuarentena después de dos días de clases presenciales, preocupan a algunas personas.

¿Cuál es el riesgo de tener clases presenciales?

Según el medio Global News, un estudio, realizado en Montreal, Canadá, indica que “las escuelas son un fuerte factor de transmisión del virus”. El informe señala que se examinaron los contagios de COVID-19 en la ciudad y el “número de casos nuevos per cápita entre niños de 0 a 9 y de 10 a 18 años, en comparación con los casos entre adultos de 30 a 49 años”.

Se concluyó que, en la medida en que aumentaban los contagios en la población infantil, progresivamente, pasaba lo mismo en la adulta. Las pruebas del estudio se hicieron entre agosto y diciembre del año pasado.

El informe fue realizado por “dos académicos de la Université de Montréal, un investigador de Covid Écoles Quebec y una persona de la Universidad George Washington”, dijo el medio mencionado.

Igualmente, para evitar que los casos aumenten por el regreso a clases, se deben tomar todas las medidas de bioseguridad, para que, de a poco, este proceso sea mucho más natural y las personas no corran riesgos.