La Oficina del Sheriff del condado de Pinellas, citada por el noticiero CBS 17, aseguró que la mujer admitió haber rociado desinfectante en aerosol a cuatros estudiantes, para reprenderlos por usar mal el tapabocas.

Según manifestó la profesora en el informe policial, los alumnos tenían mal puesto este elemento de protección y cuando les pidió que se lo pusieran de manera correcta, estos se negaron, agregó el informativo.

Reszetar, igualmente, señaló que ante la negativa de los jóvenes se puso bastante nerviosa y decidió rociarles el desinfectante para superficies en la cara y en varias partes del cuerpo.

“No creo que haya sido lo correcto, pero consideró que los docentes tienen que estar bajo mucha presión ahora mismo con la pandemia del coronavirus”, manifestó en este mismo medio una vecina de la maestra.

Debido a este hecho, la profesora norteamericana fue capturada por la policía y acusada por tres cargos de abuso infantil. No obstante, quedó en libertad bajo fianza el jueves pasado, señaló el Miami Herald.

Una vocera de las Escuelas del Condado de Pinellas, por último, aseguró en este mismo medio que no emitirán ningún pronunciamiento mientras el caso de Reszetar sigua abierto. La mujer podría ser inhabilitada de por vida.

En Estados Unidos, según el último informe de la Universidad Johns Hopkins, se han presentado hasta el momento más de 22 millones de casos y cerca de 379.000 muertes vinculadas al COVID-19, siendo el país más afectado por la pandemia.