Es un hecho sin precedentes que una familia compuesta por tres hombres y dos bebés haya sido reconocida legalmente luego de una extensa y tortuosa batalla jurídica, señala SDP Noticias.

Así como en la cinta ‘Tres hombres y un bebé’ (de 1987), en la que tres amigos que compartían apartamento cuidaban de un bebé, el caso de la vida real es más intenso, en el sentido que los tres hombres tienen una relación sentimental y los 2 hijos son propios.

La historia de amor comenzó hace 17 años con Ian y Alan, quienes eran novios, señala The Huffington Post, pero 9 años más tarde conocieron a Jeremy, que flechó por igual a Ian y Alan, por lo cual lo conversaron entre los 3 y decidieron comenzar a vivir su poliamor, pero tiempo después quisieron convertirse en padres.

Gracias a un vientre de alquiler y un donante de esperma lograron engendrar a sus dos hijos: Piper, una niña de 3 años; y Parker, un niño de 14 meses.

Esta publicación de Instagram muestra a los felices papás con sus dos hijos, uno de ellos recién nacido, hace más de un año:

En qué trabajan los 3 esposos de la relación de poliamor

Según el ‘Post’, Ian Jenkings, que es docente para médicos graduados, dudó al principio si deseaba convertirse en padre debido a sus múltiples ocupaciones.

Por su parte, Jeremy trabaja en un zoológico y se encarga de cuidar aves, mientras que Alan prefiere ser considerado la mamá oso de los tres.

La familia planea publicar un libro llamado ‘3 hombres y un bebé’ en el que cuentan su historia y saldrá a la venta en marzo de 2021, informó el Huffington Post.

¿Cuántos padres legales tendrán los hijos?

Según el San Diego County News, el proceso jurídico que ganaron los tres hombres hace posible que en el registro civil de nacimiento de sus hijos aparezcan con tres progenitores.

“Mucha gente no lo ve así, pero uno puede sentir amor por más de una persona a la vez”, dice el doctor Jenkins, citado por el diario estadounidense, pero reconoce que lo exótico del asunto es que él y sus dos amores lograron hacer que su relación fuera legal en “un sistema que privilegia las parejas heterosexuales”.