De acuerdo con la cadena local RUV, la noticia fue confirmada por el neurólogo y director ejecutivo de la compañía biofarmacéutica deCODE, Kári Stefánsson, el cual dijo que este sería el primer caso de esta índole en el mundo.

“Encontramos una persona que tenía 2 tipos de virus; por un lado, el virus con una mutación específica y, por otro, el virus sin esa mutación. Se descubrió que todas aquellas personas a las que el individuo infectó tenían solo el virus con la mutación”, reveló Stefánsson al mismo medio.

Esa cadena indica que de ser así, la mutación del virus sería más letal. Sin embargo, un estudio de la Universidad de Valencia determinó que, por ahora, “no se ha encontrado ninguna mutación asociada a una mayor virulencia, letalidad, o a alguna propiedad interesante desde el punto de vista clínico“.

Por ello, Stefánsson  aclaró que el contagio de las personas por parte de este paciente con 2 cepas del COVID-19 podría ser una simple coincidencia, que no deja de preocuparlo.

“Podría ser una coincidencia, pero también podría significar que el virus con la mutación sería más virulento que el que no tiene la mutación”, agregó Kári Stefánsson en esa cadena.

Por último, también señaló a RUV que la mutación hallada en la muestra tomada del paciente en cuestión no ha sido encontrada hasta el momento en ningún otro país, según las bases de datos internacionales.

Islandia, un país ‘alejado’ de todo, tiene hasta el momento 648 casos confirmados de coronavirus con 2 muertes, pero Kári Stefánsson advirtió que el 1 % de los islandeses podrían estar infectados, ya que muchos no se someten a las pruebas al no tener síntomas.