Fuller envió a un par de detectives a la casa del sujeto luego de ver el “amenazante” comentario, publicado la semana pasada en dicha red social, publica el canal local WWMT.

El sheriff de Kalamazoo, cuando le preguntaron por esa polémica investigación, explicó que le pareció amenazante porque era en respuesta a una declaración suya en donde pedía apoyo al gobernador de Míchigan, el cual había pedido a sus ciudadanos quedarse en casa para frenar la propagación del coronavirus, indica el mismo medio.

“Tu culo gordo que necesita ponerse a dieta. Tú quieres evitar que vivamos. Ven a buscarme si quieres, gordito”, se lee en el mensaje que pegó en el ego del jefe de policía.

Cuando los oficiales que mandó Fuller llegaron a la casa del hombre, este aseguró que le habían ‘hackeado’ su cuenta de Facebook y que nunca trató de faltarle al respeto al jefe de la policía, detalla el canal asociado a la cadena CBS.

Los detectives, un poco incrédulos de esa teoría, le dijeron al sujeto, de 48 años, que si bien no había cometido ningún delito y tenía derecho a la libre expresión, “debería ser cauteloso con las publicaciones que son amenazas” en redes sociales, indica WWMT.

Creo que los funcionarios electos tienen que esperar este tipo de comentarios. No pueden ser muy sensibles a eso. Enviar a dos detectives para que dejen de decir cosas malas es un uso cuestionable de los recursos y una mala decisión”, comentó al mismo medio el exfiscal de Western Michigan University Coley, Anthony Flores .