De acuerdo con el diario El Universal, que tuvo acceso a documentos de inteligencia, ‘El Mencho’ sufre de una enfermedad renal y la construcción de ese centro médico confirman los rumores difundidos desde hace tiempo que afirman que el capo está en un delicado estado de salud.

El hospital del ‘Mencho’, de 54 años y por el que la DEA ofrece hasta 10 millones de dólares de recompensa, está en la comunidad El Alcíhuatl, en el municipio de Villa Purificación (estado de Jalisco), y fue construido en una “zona arbolada, entre varias casas y caminos de terracería”, detalla el rotativo mexicano.

“La clínica es un inmueble de color blanco, equipado ーpor órdenes de Oseguera Cervantesー para el capo, su círculo de seguridad y los habitantes de dicha localidad”, asegura ese medio.

‘El Mencho’, que lidera el Cartel Jalisco Nueva Generación, ha dejado en evidencia una vez más el poder del narcotráfico en México y la impunidad con los que se mueven los carteles, que se integran a remotos pueblos ofreciendo beneficios ーen este caso saludー y por eso finalmente los terminan apoyándolos, analiza El Universal.

El diario mexicano recuerda que el hospital construido por el capo está ubicado en uno de los principales territorios del CJNG, y que allí fue donde, en mayo de 2015, el cartel derribó un helicóptero del ejército, durante un operativo realizado por el gobierno para capturar a Oseguera Cervantes.

No es menor: tiene desde anestesiólogos y radiólogos hasta especialistas en medicina estética. La mayoría con cédula profesional”, alertó en sus redes sociales Oscar Balmen, un periodista que ha investigado a ‘El Mencho’ y su cartel.

En los últimos años se ha difundido información  falsa sobre la muerte del narcotraficante mexicano. En 2015, dijeron que había muerto durante un operativo en Guadalajara, en 2018, por otra persecución en su contra y este año, supuestamente por coronavirus o a raíz de una insuficiencia renal generada por la diabetes que padece hace 15 años, añade El Universal.

Sin embargo, ‘El Mencho’ está vivo y su cartel mantiene el control territorial en Jalisco, Michoacán, Guanajuato y se está expandiendo en el resto del país. El mes pasado fue señalado como responsable del atentado que sufrió el secretario de Seguridad de Ciudad de México, Omar García Harfuch, y luego se conoció un video de un ejército de mercenarios, armados hasta los dientes, que le juraron lealtad.