Hasta la fecha, el número de fallecidos, el número de venezolanos que lamentablemente han perdido su vida y no están dentro de la data que cuenta la dictadura son 72”, aseguró Olivares este jueves en una rueda de prensa virtual.

De ese modo, Venezuela tendría una tasa de mortalidad por la enfermedad de cerca del 2 %, lo que supone un porcentaje “más parecido” a la del resto de la región.

Olivares, que reside en Bogotá, también detalló que uno de cada 5 fallecidos en Venezuela era un trabajador sanitario. Entre ellos hay un paramédico, dos enfermeras y 19 médicos.

Por todo ello, subrayó que la tasa de mortalidad en el sector de la salud es del 21 % en Venezuela y se preguntó qué sucederá si “no hay rayos X, tratamiento, vacuna, ambulancia ni agua”, y además “no hay médicos”.

Según los datos oficiales publicados por el régimen venezolano, 10.428 personas se han contagiado con el COVID-19, de las cuales 3.050 se han recuperado y 100 han fallecido, un informe que todavía no se había actualizado este jueves.

Frente a estos datos, el parlamentario cuestionó por qué es necesario construir un hospital de campaña puesto que, “según dijo Nicolás Maduro, en abril había 27.780 camas disponibles para atender a los pacientes contagiados con el virus”.

“Si en Venezuela hay solamente 10.000 casos, ¿por qué hay que construir un hospital de campaña?”, se preguntó Olivares.

Por eso, aseguró que, en su opinión, no hay tantas camas disponibles puesto que una “de terapia intensiva no es un colchón con un sábana”, sino que “debe tener ventilador, personal de salud, médico, un residente, tomógrafo, rayos X y toda una infraestructura especial para atender los casos que se complican”.