Aunque el menor estaba a cargo de su abuela, ella lo dejó solo durante 10 minutos porque debía salir a hacer una diligencia; al regresar al apartamento, se dio cuenta de que su nieto no estaba y que la ventana de la cocina estaba abierta, informó Daily Mail citando medios locales.

En ese momento, bajó hasta el patio del conjunto residencial y encontró al pequeño gravemente herido, indicó el diario británico. “Al ver esto, mi madre se derrumbó y comenzó a gritar y a llorar”, aseguró el padre del menor, según el mismo rotativo.

El menor fue trasladado de inmediato a un hospital, donde lo atendieron por insuficiencia cardíaca, fracturas en las costillas, sangrado, y contusiones en riñones y pulmones, entre otras heridas, señaló el medio británico.

Durante una semana, alrededor de 10 especialistas trataron a Yang Yang en la unidad de cuidados intensivos, donde finalmente se estabilizó y recuperó la consciencia, agregó Daily Mail.

De acuerdo con el testimonio del padre, citado por ese medio, los árboles que había en el patio del conjunto ayudaron a amortiguar la caída del menor, que actualmente se encuentra estable, concluyó el diario inglés.