“Con profundo dolor comunicamos el fallecimiento de nuestro querido padre” a las tres de la madrugada “por causas naturales de su enfermedad oncológica”, informaron en un comunicado sus hijos Álvaro, Javier e Ignacio Vázquez.

El exmandatario falleció “mientras descansaba en su hogar, acompañado de algunos familiares y amigos” agregó Álvaro Vázquez, oncólogo igual que su padre, en Twitter.

El presidente Luis Lacalle Pou, del Partido Nacional (centroderecha), quien recibió de manos de Vázquez el mando el pasado 1 de marzo, dijo en un tuit que su antecesor “enfrentó con coraje y serenidad su última batalla”.

“Tuvimos instancias de diálogo personal y político que valoro y recordaré. Sirvió a su país y en base al esfuerzo obtuvo logros importantes. Fue el Presidente de los uruguayos. El país está de duelo”, agregó.

El gobierno decretó tres días de duelo nacional, durante los cuales las banderas permanecerán a media asta.

Vázquez había sido diagnosticado con cáncer de pulmón en agosto de 2019, cuando aún era presidente y apenas un mes después de perder a su esposa María Auxiliadora Delgado, con quien compartió más de 50 años.

“Tengo la esperanza y el deseo de poder poner la banda presidencial al próximo presidente de la República”, había dicho el 27 de octubre de 2019, al sufragar en las elecciones, en referencia a la incertidumbre por la evolución de su enfermedad.

“Quiero que me recuerden como un presidente serio y responsable”, afirmó en su última entrevista pública, para el programa “El Legado”, de Canal 10, emitido el pasado 29 de noviembre.

Quién era Tabaré Vázquez, expresidente que murió este domingo 6 de diciembre de 2020

Tabaré Vázquez, oncólogo y exdirigente del club de fútbol local Progreso, fue el primer candidato de la coalición de izquierda Frente Amplio (FA) en llegar a la intendencia (gobernación) de Montevideo en 1989, y a la presidencia -tras dos intentos fallidos- en 2005, rompiendo con la hegemonía de los tradicionales Partido Colorado y Partido Nacional.

El FA destacó “su ejemplo de integridad política y compromiso inquebrantable con nuestro país y la gente, nos impulsará a continuar su legado”.

Varios líderes de la región lo despidieron en sus redes sociales, destacando su honestidad y compromiso con la integración.

En Uruguay, se multiplicaban las despedidas y condolencias de dirigentes de todo el espectro político. El expresidente Julio María Sanguinetti, del centroderechista Partido Colorado, lo recordó como un “gobernante democrático y un político de talante abierto”.

La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) lamentó “profundamente” el fallecimiento del exmandatario en un comunicado, destacando que “siempre estuvo vinculado al fútbol uruguayo”, y suspendió los partidos que debían disputarse este domingo, incluido el clásico entre Nacional y Peñarol.

Con AFP.