Además, desde que fue detectado en diciembre en China, el virus ha provocado 617.807 muertes, según un recuento de AFP a partir de fuentes oficiales.

Estados Unidos sigue siendo el país con más casos: 3.915.780, con 142.312 fallecimientos. Ante esta situación, el presidente Donald Trump, que desde el inicio de la pandemia aboga por priorizar la economía y es criticado por su abordaje de la crisis, reconoció el martes que la situación empeorará antes de mejorar.

Sin embargo, nada frena la confrontación con China, a la que Washington responsabiliza por la pandemia. Medios británicos informaron este miércoles que el secretario de Estado Mike Pompeo reprochó al director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) haberse dejado “comprar” por ese país, al que acusa de esconder información del virus y de espionaje en investigaciones sobre vacunas.

Por su parte, China acusó a Estados Unidos de “calumnias” después de que dos de sus ciudadanos fueran imputados por ataques informáticos contra empresas que buscan una vacuna.

En Brasil, con 212 millones de habitantes y de lejos el más afectado en Latinoamérica y el segundo del mundo, el virus se ha cobrado más de 81.000 vidas y ha contagiado a más de 2 millones de personas.

El presidente Jair Bolsonaro, quien como Trump minimizó desde el inicio la gravedad de la pandemia, volvió a dar positivo al nuevo coronavirus este miércoles, dos semanas después del primer diagnóstico y del inicio de su confinamiento.

Colombia, con 211.000 casos confirmados de COVID-19, está en el puesto 18 de los países con más contagios, aunque, desafortunadamente, está en la casilla 6 de las naciones con más casos activos del virus.

India es el tercer país con más de un millón de casos confirmados, luego de EE. UU. y Brasil, mientras que Rusia, con 787.000 contagios, es el cuarto país más afectado por el coronavirus.