El funcionario aseguró que la mujer, que recibió la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca la semana pasada, tuvo que ser internada de emergencia en el Hospital Universitario de Oslo.

Aunque no tenía enfermados prexistentes reportadas, la sanitaria presentó un cuadro clínico bastante “inusual”, al igual que otros dos trabajadores de la salud que fueron inmunizados con ese fármaco.

“Registran una combinación muy rara de baja cantidad de plaquetas, grandes trombos en vasos sanguíneos y hemorragias. Otros casos con síntomas parecidos han aparecido en varios países europeos”, precisó Madsen.

El director de la Agencia del Medicamentos, igualmente, puntualizó que las autoridades competentes investigarán si existe una relación directa entre la vacuna y los tres casos, que muestran rasgos comunes.

Noruega suspendió temporalmente el pasado jueves de forma preventiva la aplicación del tratamiento desarrollado por la farmacéutica británica después de que en Dinamarca se registró la muerte de una mujer de 60 años.

A esa decisión se sumaron posteriormente Alemania, Francia, Italia, Islandia, Irlanda, Bulgaria y Países Bajos, mientras que otros países, como Austria, Estonia, Letonia, Lituania y Luxemburgo, retiraron un lote completo de esa vacuna contra el coronavirus al detectar casos de trombosis.

“Todavía no hay indicios de que la vacunación haya causado estas afecciones, que no se enumeran como efectos secundarios”, manifestó la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), que también anunció el comienzo de una investigación.

Países europeos suspende vacuna contra COVID-19 de AstraZeneca