Daniel Gatica, residente en ese hospital, renunció después de sufrir el ataque y compartió la noticia a través de Facebook, donde también descargó su frustración alrededor del sistema sanitario en Salta, que está “al borde del colapso”, afirma Infobae.

“Hoy viví uno de los días más tristes de mi vida como profesional, hoy sentí el peso de esta maldita pandemia. Hoy, 13 [de] septiembre, dije ‘basta, basta’; fueron 12 días de puro estrés, de solo dar malas noticias, de tener que estar en todos lados, de no dormir, de comer lo que venga, de no tomar agua por horas y horas“, comenzó diciendo Daniel, cuya publicación se viralizó.

En seguida, el médico comentó que está “cansado” de no tener los implementos necesarios para desempeñar su labor en medio de la grave situación que se presenta por culpa del coronavirus, “de hacer lo imposible” mientras trabajaba, “de tener que elegir a quién dar una cama y a quién darle un tubo de oxígeno semivacío”, y de ni siquiera poder dormir.

“Total, SOMOS RESIDENTES, [y] ¿todo para qué? Para recibir esto… una agresión física y al alma de una sociedad hipócrita e injusta que cuando se tenía que cuidar, todo era joda y joda, y hoy lloran a sus muertos y reclaman atención”, agregó el doctor.

Gatica también señaló que se sentía “abandonado por el sistema y sobre todo por el hospital”; asimismo, lamentó que su decisión afectara a las personas que necesitan atención, pero indicó que el trabajo como médico “cada día es peor”.

Al final, les envió un mensaje de apoyo a sus colegas que siguen al frente del ‘cañón’.

A continuación puede ver la publicación completa: