Aunque hace parte de unos de los grupos de mayor riesgo, el hombre se sentó el pasado domingo en el parqueadero del centro médico Castel San Giovanni (Emilia-Romaña) y comenzó a tocar su acordeón, informó La Vanguardia.

El impreso catalán, igualmente, señaló que el adulto mayor quería animar a su esposa, identificada como Carla, ya que llevaba más de 10 días sin recibir visitas luego de ser hospitalizada por un posible cáncer.

“Lo hice por Carla, para mostrarle cuánto la amo y agradecerle todo lo que me ha dado. No pude verla en el hospital, así que fui al patio con el acordeón. Mi corazón me dijo que fuera, así que al menos pude verla”, manifestó Bozzini en declaraciones recogidas por este mismo medio.

En el video, difundido en las diferentes redes sociales, se puede apreciar cómo el abuelo está sentado en una pequeña banca dentro del estacionamiento del hospital y empieza a tocar ‘Spanish Eyes de Engelbert Humperdinck’, mientras su mujer lo observa desde una ventana.

“Para los dos era el primer momento en que estábamos separados en casi 47 años de matrimonio, y se me cayó el mundo encima. Hubiera hecho cualquier cosa para poder verla”, agregó el hombre.

La Vanguardia, adicionalmente, indicó que Carla fue dada de alta este lunes después de someterse a varios exámenes médicos. Por último, Bozzini denunció la soledad que han sentido la mayoría de ancianos durante la pandemia del coronavirus.

La serenata de un abuelo de 81 años a su esposa, a quien no puede visitar en hospital por culpa del coronavirus