A inicios de febrero se conoció que un joven en Míchigan, EE. UU, que había sido invitado a la revelación de sexo del bebé de una amiga, falleció por la explosión del cañón que iba a mostrar el color azul, que identifica a los varones, o rosado, que identifica a las niñas.

Ahora, informa The New York Times, hay otra víctima por cuenta de un cañón parecido. La víctima mortal fue identificada como e Christopher Pekny, de 28 años, mientras que su hermano, Michael, de 27 años, resultó gravemente herido.

El trágico suceso ocurrió este domingo en la ciudad de Liberty, estado de Nueva York, y Trooper Steven Nevel, portavoz de la policía, explicó que el artefacto tenía una especie de tubería que estaba destinada a ser utilizada durante la celebración, pero que aún se desconoce la composición del material explosivo, detalla el rotativo estadounidense.

Peter Jr. Pekny, el mayor de los hermanos (34 años), dijo que lo sucedido fue “el accidente más extraño que jamás pudo imaginar”, aunque aseguró que no sabe qué provocó la explosión.

Sin embargo, detalló que sus hermanos tenían “mucha afición por la mecánica” y que “podían arreglar y hacer cualquier cosa”, indica The New York Times.

“Tenía muchas ganas de formar una familia… Realmente estaba empezando a asentarse y crecer”, agregó Peter al mismo medio.

El restaurante Robin Hood Diner, administrado por la familia Pekny desde los años 80, lamentó la muerte de Christopher.

Estamos profundamente entristecidos y debemos informarles del deceso de nuestro querido y amado Christopher, y agradecemos la abrumadora muestra de amor y apoyo que todos habéis mostrado”, se lee en la cuenta de Facebook del restaurante.