La denuncia la hizo la abuela del bebé que, en Zona Cero, dijo que el pequeño tenía programada una cirugía de hernia umbilical y la circuncisión, el jueves pasado.

Los médicos hicieron el primer procedimiento con éxito, pero mientras hacían el segundo, contó la familiar al medio, el bisturí eléctrico que estaban usando hizo un corte circuito y se hizo un pequeño incendio, que alcanzó a quemar los genitales del bebé.

El menor, asegura el portal costeño, sufrió quemaduras de segundo grado en el pene, los testículos, la pelvis y el pubis, por lo que el bebé está internado, bajo revisión médica, en el Camino Adelita de Char, de Barranquilla.

Pero además, la abuela del bebé denuncia en el medio que el centro médico le hizo firmar un documento en el que decía que cuando hicieron revisión técnica del aparato utilizado en el procedimiento “todo estaba en óptimas condiciones”.

“Yo en ese momento no estaba concentrada porque tenía al niño en mis brazos. Cuando llego a la casa, empecé a leer y me encontré con algo que no me gustó”, afirmó.

Al respecto, el secretario de Salud de Barranquilla, Humberto Mendoza, dijo en la Emisora del Atlántico que están analizando el caso.

El centro médico, agregó, centro médico debe asumir toda la atención del bebé y, cuando esté se recupere, terminar con el procedimiento que quedó a medias por esta situación.