De acuerdo con el relato de las autoridades, citado por el canal Ary News, una mujer de bajos recursos dio a luz hace menos de una semana en un hospital privado de Tulamba, en el estado de Punyab.

Luego del exitoso parto, los padres del recién nacido informaron al centro médico que no tenían los recursos para pagar la factura. El desalmado médico que los atendió les dijo que entonces debían vender al pequeño para cancelar la deuda, indica el mismo medio.

Los padres del menor se negaron rotundamente a perder a su bebé y fue por ello que el galeno robó al bebé y luego lo vendió a un hombre, identificado como Faisal, agrega el canal pakistaní, aunque no detalla el valor que pagaron por el recién nacido.

Los padres denunciaron de inmediato el hecho ante la policía y luego de un par de días, allanaron el hospital privado y detuvieron al médico que arrebató por la fuerza al bebé y luego lo vendió, señala Ary News.

Afortunadamente las autoridades dieron con el paradero de Faisal y pudieron rescatar al recién nacido, que fue devuelto a los brazos de su familia, informa el mismo canal.

A pesar de la captura y la primera denuncia, el médico fue liberado poco después y según el reporte, la gerencia del hospital le habría pedido a la pareja que frenaran las acciones legales en su contra, finaliza ese medio.