De acuerdo con el departamento de policía de esa localidad, Nelson le disparó a su esposa Robin, de 35 años, y a sus tres hijos: Gavin (12), Brianna (10) y Liam (6), causándoles la muerte, indicó el noticiero Fox 23.

El informativo, además, señaló que las autoridades encontraron los cadáveres de los fallecidos en el domicilio de la familia luego de recibir una llamada del jefe del agresor, avisando que no había ido a trabajar.

Aunque no entregó mayores detalles sobre el caso, el cuerpo de seguridad aseguró en un comunicado de prensa que las investigaciones preliminares determinaron que el incidente fue un asesinato-suicidio, agregó este mismo medio.

El atroz crimen conmocionó a toda la comunidad de Elyria, principalmente a los allegados de la pareja, quienes aseguraron que Nelson siempre fue un hombre ejemplar y un padre extraordinario.

“Nada de esto tiene sentido. Estamos perdidos en este momento. Incluso, ellos querían cambiar de vecindario y mudarse a otro lugar del país”, manifestó desconcertado Ben Runyon, pariente de la familia Nelson, en el noticiero.

El departamento de policía, por último, afirmó que el agresor dejó  una carta de suicidio, pero no quiso revelar su contenido debido a que esa información es confidencial y hace parte de la investigación, concluyó Fox 23.