“Al constatarse que la audiencia con el presidente no existía, el hombre intentó dejar el maletín que contenía un revólver Magnum 44 Taurus”, añadió la Presidencia de Argentina en un comunicado.

Según agregaron desde el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, cuando el hombre se acercó a la reja de la Casa Rosada -que cerca el edificio- y pidió ver al mandatario, personal de la Policía Federal (PFA) le indicó que “no eran los medios ni la forma, lo que generó el descontento del hombre, quien de manera imprevista arrojó una caja plástica de pequeña dimensión dentro del predio”.

El sospechoso fue identificado como Francisco Muñiz, que en ese momento “se alejó caminando”, aunque fue detenido a pocos metros por el personal de la PFA en cooperación con la Policía de la Ciudad.

Francisco Muñiz
Francisco Muñiz / Facebook

La brigada de explosivos determinó que en el interior de la caja se encontraba el arma, y la Policía científica desplegó un operativo para estudiar el revólver.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, explicó tras la reunión del gabinete ministerial de hoy que lo primero que el detenido dijo fue que quería “llamar la atención”, porque ya había pedido varias entrevistas con el presidente y en todas había sido derivado a lugares “adecuados de acuerdo a lo que había pedido”.

Según reveló a las autoridades, tenía un “problema de vinculación” con su hija, a la que hacía cuatro años que no veía y Bullrich añadió que también había tenido una relación superficial con el PRO, el partido al que pertenece Macri, lo cual utilizaba como mecanismo para pedir una entrevista con el presidente.

“El año pasado ya había enviado un regalo un poquito extraño: un hacha. Es decir, que a la persona, evidentemente, habrá que hacerle análisis psiquiátricos”, manifestó Bullrich.

Además, en diciembre pasado, en su perfil de Facebook publicó una fotografía en la que se ve un filoso cuchillo y etiquetó el perfil de la Casa Rosada:

Cuchillo de Muñiz
Cuchillo de Muñiz / Facebook

Además de situaciones como estas, el jefe de Estado ha recibido diversas amenazas a través de redes sociales y por teléfono, como cuando en agosto de 2017 un hombre de 26 años fue detenido acusado de haber amenazado con “reventar” su casa.

La imagen de Macri ha caído fuertemente en las encuestas en los últimos meses, en los que se ha agravado la crisis económica que vive el país desde que a finales de abril de 2018 comenzó una abrupta devaluación del peso que elevó la inflación y desencadenó en una recesión que aún continúa.