A Kunkel le prohibieron ir a su colegio, la Academia de Asunción de Nuestra Señora del Sagrado Corazón, luego de que se negó a recibir la vacuna contra la varicela debido a sus creencias religiosas, publica la cadena NBC.

Por ello, la semana pasada comenzó a tener síntomas de varicela y espera recuperarse hasta dentro de unos 10 días.

“Estas son creencias religiosas profundamente arraigadas, son creencias sinceras… Desde su perspectiva, siempre reconocieron que corrían el riesgo de obtenerlo y estaban de acuerdo con eso”, dijo el abogado de la familia Christopher Wiest al mismo medio.

Algunos católicos ultraconservadores de Estados Unidos se oponen a las vacunas contra la varicela porque en la década de 1960 se desarrolló a partir de líneas celulares de dos fetos abortados, explica NBC.

Un brote de ese virus en el colegio de Jerome en marzo, obligó a las autoridades de la institución a ordenar a todos sus estudiantes a vacunarse y a mantener alejado a Kunkel, que los demandó para poder volver a clases pero la corte de Kentucky desestimó su pedido, indica la cadena estadounidense.

Jerome Kunkel volverá a su colegio, por primera vez desde el 15 de marzo, cuando demuestre que todos los síntomas de la varicela le han pasado, finaliza NBC.