Chantelle Price, exnovia de Ashley, hablaba por teléfono con Nathan (su actual pareja), cuando de repente este dejó de hablarle. En ese momento, la joven escuchó que él hizo un ruido extraño y, además, alcanzó a oir a su ex al fondo de la llamada, informó Daily Mirror.

Poco después de que se cortara la llamada, Chantelle se dirigió al lugar de trabajo de su novio, que estaba siendo atendido por paramédicos. De acuerdo con el diario británico, a Nathan lo habían apuñalado 17 veces “en el cuello, la espalda, el pecho y los brazos”.

El medio agregó que, durante la agresión, la víctima “sufrió lesiones que amenazaron su vida, incluyendo un pulmón colapsado“; sin embargo, escapó con vida gracias a que el agresor cayó a una zanja.

En la corte, Chantelle aseguró que su ex se enfureció al ver el primer beso que ella se dio con su nuevo novio, durante una transmisión en vivo que hizo su hermano. Al final, las autoridades detuvieron al agresor, quien intentó deshacerse del cuchillo con el que apuñaló a Nathan y de unos guantes que se había puesto para ocultar sus huellas, señaló el mismo rotativo.

Durante el juicio en su contra, Ashely argumentó que solo hirió a Nathan en defensa propia y que supuestamente había recibido un golpe con un bate. El caso aún continúa, concluyó Daily Mirror.