De acuerdo con el hijo del agredido, Luis Rafael Montiel, a su padre lo golpearon y le dijeron que “ya no esparciera” el COVID-19 por esa ciudad del estado de Guererro.

Mediante un video publicado en su cuenta de Facebook, Luis Rafael relató el feo momento que vivió su progenitor, solo por el simple hecho de querer ayudar a la gente.

“Gente ignorante y cobarde que no puede hacer las cosas de frente y lo hace escondidas, mi padre solo ha ayudado a las personas dando cubrebocas y apoyando en esta pandemia”, expresó en la publicación.

El indignado hijo también contó que Mario, en el momento de la agresión, llevaba puesto el chaleco de la Cruz Roja, un tapabocas y unos lentes de protección, que le sirvieron para que el cloro no le entrara a los ojos.

Luego, Luis Rafael Montiel informó a través de la misma red social que su padre ya estaba estable y recuperándose de la “cobarde situación que sufrió.

Según el diario Milenio, el estado de Guerrero tiene, según los más recientes informes, 582 casos de contagio y 71 muertes por coronavirus. Además, este no es el primer caso de violencia o discriminación contra algún trabajador de la salud, como por ejemplo que a enfermeras y médicos no los dejan subirse al transporte público.