De acuerdo con la entidad, el temblor tuvo una profundidad máxima de 2.9 kilómetros (1,8 millas) y su epicentro se presentó exactamente a 17 km al sureste de Lone Pine, California, indicó CNN.

La cadena noticias estadounidense, de igual manera, aseguró que el sismo se alcanzó a sentir en el condado de Los Ángeles. Hasta el momento, no se han reportado personas heridas y daños estructurales de importancia.

Este movimiento telúrico se registró un día después del fuerte temblor de 7,5 grados que sacudió a México y que dejó al menos nueve personas muertas en la provincia de Oaxaca, epicentro del sismo.

La Coordinación Nacional de Protección Civil del país latinoamericano, adicionalmente, confirmó que 500 casas, 15 centros de salud, tres iglesias y varios mercados de esa localidad terminaron gravemente afectadas.