Dentro de las víctimas se encuentra una mujer de 22 años de edad que quedó atrapada en medio de un derrumbe en Santa María Huatulco y un trabajador de la estatal de Petróleos Mexicanos en la refinería de Salina Cruz.

Los otros cuatro decesos ocurrieron por el desplome de algunas estructuras debido al fuerte temblor, que tuvo una magnitud de 7,5 grados. Además, cuatro personas resultaron gravemente heridas.

El movimiento telúrico, que presentó una profundidad de 5 kilómetros, también provocó importantes afectaciones en 500 casas, 15 centros de salud, tres iglesias y varios mercados de Oaxaca.

La Coordinación Nacional de Protección Civil de México (CNPC), igualmente, indicó que se han reportado en ese estado cerca de 447 réplicas en las últimas horas, siendo la más fuerte de 4,9 grados.

El presidente Andrés Manuel López Obrador le pidió a toda la ciudadanía mantener la calma y descartó daños en la infraestructura petrolera y energética, así como en puertos y aeropuertos. “Todo está en buen estado”, manifestó en un video publicado en redes sociales.

Debido al temblor, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) emitió una alerta de tsunami para las zonas costeras de México, Honduras, El Salvador, Ecuador, Perú, Nicaragua y Panamá.