Brasil es la primera nación, fuera del Reino Unido, en empezar las pruebas en humanos para comprobar la eficacia de la vacuna, denominada técnicamente como ChAdOx1 nCoV-19, para combatir el COVID-19.

De acuerdo con las autoridades sanitarias, los primeros ensayos clínicos se realizaron el pasado viernes en el estado de Sao Paulo, el más poblado del país y donde se registra el mayor número de casos de contagio diagnosticados, indicó el diario O Globo.

El rotativo, igualmente, señaló que el proyecto está a cargo del Centro de Referencia para Inmunobiológicos Especiales (CRIE) y contará con la participación de un total de 5.000 voluntarios, todos profesionales de la salud.

Hace una semana, entre tanto, Daniel Prieto-Alhambra, catedrático de la Universidad de Oxford, manifestó que hay una alta probabilidad de que la ChAdOx1 nCoV-19 empiece a ser distribuida en diciembre.

“El instituto Jenner está trabajando en una de las vacunas más avanzadas, la cual ya está en la fase 3. Llevan reclutados cientos de pacientes y esperan tener resultados en octubre o noviembre. Sería la primera en comercializarse”, declaró el científico español.

Con más de 51.000 muertos y 1,1 millones de infectados confirmados oficialmente, Brasil es el segundo país del mundo con más casos y decesos por COVID-19, situándose tan solo por detrás de Estados Unidos.