El pasado 15 de junio, en medio del “intenso calor” que hacía en la habitación, la familia del enfermo —de 40 años— compró un aire acondicionado para refrescar el lugar, informó The Indian Express.

Al no encontrar una toma de corriente para la máquina, uno de los familiares desconectó el respirador que mantenía con vida al paciente, y enchufó el aire acondicionado; esto hizo que el ventilador se descargara media hora después, indicó el periódico indio.

Este familiar se dio cuenta de que la condición del paciente empeoró y les avisó a los médicos, quienes de inmediato trataron de reanimar al enfermo, pero no lograron salvarlo, señaló The Times of India.

El hospital comenzó una investigación para esclarecer lo ocurrido, reportó el mismo diario y añadió que la familia del paciente se ha negado a colaborar.

“Es un problema grave de descuido, ya sea por parte de los familiares del paciente o del personal médico de la sala, y se tomarán las medidas apropiadas contra el responsable”, aseguró al medio Naveen Saxena, supervisor del hospital donde murió el hombre.

De acuerdo con ambos medios citados, después del fallecimiento del paciente, se descubrió que no tenía coronavirus.