Miguel Ángel Lutzow Steiner, director de Salud Pública de San Luis Potosí, informó que dos de los pequeños, que nacieron prematuros, se encuentran estables, mientras que el tercero tiene un principio de “enfermedad respiratoria”.

Lutzow agregó que este caso es inédito en el mundo, pues desde que inició la pandemia no se había detectado el contagio en un nacimiento múltiple, por lo que este hecho será sujeto de investigación.

El funcionario también señaló que los bebés se mantienen aislados y bajo estricta revisión y cuidado, como cualquier otro recién nacido que porta el virus. Además, aseguró que el Hospital Central del estado, donde son atendidos, tiene una amplia experiencia para tratar casos tan delicados.

La secretaria de salud estatal, Mónica Liliana Rangel Martínez, detalló que analizarán la vía de contagio, pues pudo haber sido a través de la placenta.

Según su declaración, este es el segundo caso de recién nacidos que dan positivo para coronavirus en San Luis Potosí “y sería imposible que apenas al momento del nacimiento se hubieran contagiado”.

Lutzow Steiner dijo que los padres de los trillizos se encuentran hospitalizados en el Hospital Central, pues son casos sospechosos de coronavirus, pero ya se les realizaron las pruebas.

Hasta este lunes, informaron, en San Luis Potosí, se tienen confirmados 11 casos de niños menores de un año de edad que dieron positivo a COVID-19; la mayoría tienen menos de seis meses.