El sujeto, identificado por su apellido Tan, vivió el peor día de su vida cuando a la mañana siguiente de su alocada parranda despertó en su cama con un dolor agudo y sangrado severo antes de darse cuenta de que alguien, con “una herramienta afilada”, le había cortado el miembro, publica el portal Infobae, que a su vez cita medios locales.

Su familia, desesperada, lo llevó a varios hospitales pero no lo recibían porque estos no tenían los especialistas necesarios para atenderlo. Afortunadamente llegaron al Hospital Xiangya, en Changsha, y los doctores le cosieron el pene, casi 15 horas después de haber sido cortado, detalla el mismo medio.

Los médicos relataron que el miembro del hombre estaba colgado debido a que la cortada fue hecha a unos dos centímetros de su raíz. El galeno Wu Panfeng dijo que pudo reparar la uretra, los tejidos esponjosos y los vasos sanguíneos del hombre, indica Infobae.

Además, señaló que Tan recuperó la “irrigación sanguínea” una semana después del procedimiento y que esperaba que pudiera orinar por sí solo en dos o tres semanas.

De acuerdo con el portal argentino, Tan se tomó medio litro de Baijiu, un tipo de vino de arroz chino, con un contenido promedio de alcohol de 45 %.