Los cuidadores de los felinos detectaron el mes pasado “sintomatología respiratoria leve” en 3 hembras de 16 años y un macho de 4 años, escribió el zoológico en un comunicado difundido este lunes.

Los cuatro animalesfueron testados con un kit de detección de antígeno vírico (…) y resultaron positivos por infección de Sars-CoV-2” (el virus causante de la COVID-19), un diagnóstico que fue posteriormente ratificado por pruebas PCR, añadió.

Los leones recibieron un “tratamiento antiinflamatorio y seguimiento estrecho” al que respondieron bien, indica el mismo texto.

“En ningún momento se observó en los leones una respiración dificultosa o otros signos respiratorios, y todos los síntomas desaparecieron pasados 15 días, excepto la tos o el estornudo”, continúa.

Para evitar un eventual riesgo de infección, el personal encargado de su cuidado fue equipado con mascarillas FFP3, pantallas, buzo y protectores para cubrir el calzado.

El zoológico de la ciudad catalana explica que se puso en contactos con “expertos internacionales” como los del zoo del Bronx, en Nueva York, “el único que ha documentado casos de la infección del Sars-CoV-2 en felinos”.

En abril, un tigre de ese célebre zoolígoco estadounidense dio positivo en un test de COVID-19, enfermedad que habría contraído de un vigilante asintomático.

Desde el comienzo de la pandemia se han registrado en el mundo contagios de coronavirus en numerosas especies como gatos, perros o visones.

Este último es el único animal conocido hasta ahora en el que esté demostrada su capacidad de infectar a un ser humano.

Varios países ordenaron matanzas masivas de este pequeño mamífero criado por su pelaje, especialmente en Dinamarca donde más de 10 millones de visones han sido sacrificados según el último balance.