De acuerdo con las primeras investigaciones, la expareja de la policía fue el que divulgó las imágenes íntimas en las diferentes redes sociales para extorsionar a la mujer, informó el diario Clarín.

El rotativo, de igual manera, señaló que San Román conoció al hombre, identificado como Tobías Villarruel, cuando trabaja en el Comando de Patrulla Rural. En aquella oportunidad, Villarruel estaba detenido en el centro de reclusión por robo agravado.

“Siempre estuvo orgullosa de pertenecer a la Fuerza Policial. Tan culpable es esta lacra como todos aquellos que viralizaron la grabación”, manifestó la madre de la fallecida en declaraciones recogidas por este medio.

Belén, según el informativo argentino, antes de quitarse la vida les envió un mensaje de despedida a sus compañeros, quienes llegaron hasta la residencia de la mujer para evitar la tragedia. Sin embargo, arribaron demasiado tarde.

Aunque en un principio sobrevivió al disparo y estuvo en estado crítico durante cuatro días, San Román murió este fin de semana en el hospital municipal San Luis de Bragado debido a la gravedad de las lesiones que sufrió, agregó el impreso.

“Que la muerte de Belén y otras mujeres no queden impunes. Que la celeridad prime por sobre lo conveniente. La violencia machista en distintas modalidades mata. La difusión de material íntimo vulnera la intimidad de las víctimas de estas prácticas aberrantes”, afirmó Jorge San Román, primo de la víctima, en Facebook.

En Colombia, cualquier persona que esté sufriendo de ansiedad, depresión o alguna otra enfermedad asociada a la salud mental o el consumo de sustancias psicoactivas, puede comunicarse con las líneas telefónicas que el Ministerio de Salud habilitó en las diferentes ciudades del país, o marcar desde su celular al 192, opción 4.

No olvide, además, preguntar por los programas que tiene su prestador de salud y no tema agendar una cita con un profesional si cree que la necesita.